00
-
100
El confinamiento ha hecho que los artistas al igual que todos los sectores, tengan que modificar hábitos y adaptarse a las nuevas circunstancias. Una oportunidad para la mente que siempre se regenera y revoluciona artísticamente en estos estados de cambio.

En palabras de FORNER, “ante este estado de ánimo, con el continuo juego y manipulación de la pintura, se me ocurrió CONFINAR la pintura, ya que es parte de mí, debía estar confinada como yo. Así es que generé una obra de Arte, mediante bolsas con pintura confinada, que a su vez por si solas actuaban como una propia obra. Pintura confinada en bolsitas, pintura en su estado puro, pintura viva.”
La primera pieza ha sido expuesta, en la exposición: “ART i confinament”, donde treinta y seis artistas locales y cercanos han expuesto una obra basada en el confinamiento.

La propuesta de FORNER trata de 110 bolsas de pintura confinada, en la que cada bolsa interpreta una pincelada, textura y trama, que en su conjunto conforma la obra entera. También se puede modificar la obra, al igual que componer varias obras más pequeñas por partes, hasta llegar a obtener infinidad de obras diferentes.
Jugador de pintura, 2020
Cerrar
Otros proyectos

Artimurum

2019

Espacio, Color y Forma

2019

Macula Magna

2019